Principal

Columnas de prensa

Textos:

Historia de Colombia

Antioquia y Medellín

Política

Paz y Violencia

Derechos humanos

Periodismo

Literatura

Lectura y Bibliotecas

Ciencia e investigación

Educación

Política Cultural

Indice general de textos

Referencia:

Reseñas de libros

Documentos históricos

Listas y bibliografías

Jorge Orlando Melo:

Textos biográficos

Hoja de vida

Entrevistas

Contacto

Enlaces recomendados

Buscar

 

 

Jaime Jaramillo Uribe, orientador de la nueva historia
 

Hace cuarenta años los colombianos que iban a las escuelas y colegios de Colombia debían aprender una historia de Colombia centrada en el heroísmo de los conquistadores, en las guerras de independencia y sus próceres y en la sucesión agobiante de batallas, reformas constitucionales y administraciones presidenciales del siglo XIX y XX. El libro clásico de Henao y Arrubla era el ejemplo por excelencia de los textos más o menos moralistas, e irrevocablemente  áridos, en los que se concentraba la imagen del pasado colombiano que caracterizaba la historia académica y convencional.

 Hoy, y desde hace veinte años, los colombianos tienen un pasado en el que han entrado muchos personajes nuevos: los esclavos coloniales, las comunidades indígenas de la colonia, con sus resguardos, los colonizadores del siglo XIX y XX, trabajadores y maestros, empresarios y periodistas. Y se preguntan por el tamaño de las comunidades indígenas, por las formas de relación entre amos y esclavos, por los procesos de mestizaje, por las ideas de los ideólogos políticos, por los conflictos raciales, por la diversidad regional, por las luchas sindicales y obreras. Y en vez de un relato acabado y unilateral, producido por aficionados sin mucha formación,  la historia de Colombia es una narración abierta, a la que contribuyen decenas y hasta centenares de investigadores, de profesores y estudiantes agrupados en las diversas universidades colombianas y dedicados profesionalmente al estudio de la historia.

 Si esto ha ocurrido, si hoy los colombianos tienen un pasado diferente, lo deben en gran parte a Jaime Jaramillo Uribe. Formado como educador en la Escuela Normal Superior, una sólida formación filosófica y sociológica le permitió aportar al estudio de la historia capacidad analítica y rigor de interpretación. Sus años de estudio en Francia, entre 1945 y 1948, le permitieron entrar en contacto con las corrientes historiográficas contemporáneas, en particular con el grupo de Annales,  la prestigiosa revista fundada por Lucien Febvre y Marc Bloch.

 Profesor de Historia de Colombia y de Filosofía de la Historia en Facultad de Filosofía de la Universidad Nacional, tuvo entre sus alumnos, entre 1957 y 1970, a quienes conformarían el primer grupo amplio de historiadores profesionales empeñados en la renovación de esta disciplina. Fundó en 1963 el Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura,  que sigue siendo la más importante publicación de esta disciplina en el país y en 1964 creó la carrera de historia de la Universidad Nacional. Bajo su orientación, la práctica de la historia cambio. Debía basarse en una amplia utilización de archivos originales, apoyarse en una conceptualización rigurosa, fundada en las ciencias sociales, y buscar explicaciones e interpretaciones que fueran sustentables científicamente. La historia política tradicional debía abandonarse para dar el paso a una historia total, en la que los procesos sociales, culturales y económicos tenían tanta importancia como los políticos. Y debía estar escrita en un lenguaje claro, sin falsos adornos, que evitara el sermón político o moral y los lugares comunes de la retórica colombiana.

 Sus libros, en especial El pensamiento colombiano en el siglo XIX (1964) y  Ensayos sobre Historia Social (1968), constituyen muestras acabadas de sus enseñanzas y ejemplo de sus mejores calidades de investigador y escritor. Y el Manual de Historia de Colombia (1978-80), un volumen colectivo que orientó y coordinó, fue el libro que consolidó la influencia de las nuevas formas de conocimiento histórico en la vida cultural del país.

 Jaime Jaramillo Uribe hizo parte del grupo de colombianos –Gerardo Reichel Dolmatoff, Virginia Gutiérrez de Pineda, Luis Duque Gómez, Orlando Fals Borda- que definieron, entre 1950 y 1960, las ciencias sociales modernas en Colombia, que crearon, por así decirlo, la antropología, la historia y la sociología. La historia que hoy se hace en Colombia debe mucho a su influencia: el escepticismo, la aversión al dogmatismo, el gusto por la expresión clara y precisa, la preocupación por la solidez de la argumentación y por la amplitud de la documentación, la tolerancia académica  y el lenguaje civilizado del debate, son rasgos que caracterizan en buena parte los hábitos culturales de los historiadores, y que muchos aprendieron de su ejemplo y su enseñanza. 

Jorge Orlando Melo
El Tiempo, Agosto de 1999

 
 

 

 

Derechos Reservados de Autor. Jorge Orlando Melo. Bogotá, Colombia.
Ultima actualización octubre 2016
Diseño, concepción y gestión de contenido: Katherine Ríos