Principal

Columnas de prensa

Textos:

Historia de Colombia

Antioquia y Medellín

Política

Paz y Violencia

Derechos humanos

Periodismo

Literatura

Lectura y Bibliotecas

Ciencia e investigación

Educación

Política Cultural

Indice general de textos

Referencia:

Reseñas de libros

Documentos históricos

Listas y bibliografías

Jorge Orlando Melo:

Textos biográficos

Hoja de vida

Entrevistas

Contacto

Enlaces recomendados

Buscar

 

 

El texto en la escuela colombiana: unas notas breves y una modesta propuesta
 

  

La experiencia de la escuela colombiana con el libro ha sido limitada: si uno tuviera que decirlo brutalmente, debería afirmar que hasta hace muy poco, la escuela colombiana se baso en la palabra oral y dejo de lado la palabra escrita. Esto es coherente con la estructura de la cultura colombiana, que, después de siglos de predominio de lo oral y lo visual, apenas en el último medio siglo ha entrado masivamente en el mundo del texto. Hacia 1900 probablemente menos del 10% de los colombianos sabían leer y escribir y su cultura había sido formada en la conversación, la audición de la palabra de padres, sacerdotes y autoridades, el dialogo con los familiares y amigos, la visión de las imágenes religiosas y políticas, y la experiencia directa del mundo y la naturaleza. En 1969 se calculaba que solamente el 7% de los escolares tenía acceso a los libros y hoy probablemente menos del 50% de los 10 millones de niños y jóvenes tiene textos propios: la producción de textos del país es más o menos de 10 millones de ejemplares, que se concentran en los menos de tres millones de estudiantes del sector privado. Las escuelas con bibliotecas son una ínfima minoría: en Bogotá, donde la situación es mucho mejor que en el resto del país, las bibliotecas de las escuelas públicas tienen más o menos 2.5 ejemplares por alumno.

Pero escuela y libro siempre han ido de la mano. Durante la colonia los pocos niños que iban a la escuela debían aprender a leer y escribir en latín, para poder entrar a las escuelas que formaban sacerdotes y abogados y leer los textos escritos en ese idioma. Después de la independencia surgió el ideal del alfabetismo universal, proclamado con entusiasmo por los dirigentes liberales del periodo federal: como lo dijo el presidente Eustorgio Salgar en 1870, a la ciudadanía y a la urna, base del nuevo poder político, solo se podría llegar de la mano del maestro y de la cartilla de lectura. Aparecen algunos textos básicos en español: geografía, aritmética, historia, y sobre todo el único texto que se considera indispensable, al menos desde 1870: la cartilla de lectura y escritura, que desde esa época comienza a hacerse frecuente: el gobierno hizo en 1872 un contrato para editar 100.000 ejemplares de la de Lleras y Hotschick en Paris, pero probablemente solo se imprimió una parte.[1] A fines del siglo XIX los visitadores escolares encontraban en las escuelas mejores pizarras, un buen numero de cartillas de lectura (de Hotschick y Santamaría, sobre todo) uno que otro texto sobre otros temas. Pronto los pedagogos vieron que había que acompañar la cartilla con otras lecturas más atractivas y aparecieron las antologías de textos literarios.[2]

Sin embargo, probablemente hasta bien entrado el siglo XX las imágenes que describen los literatos del siglo XIX –Tomas Cuenca para mediados de siglo, Medardo Rivas para 1869, Tomas Carrasquilla en Dimitas Arias, etc.- siguen siendo exactas: niños sin libros que recitan en coro letras y silabas, apoyados por un cuadro de citolegia colgado en la pared, y que escriben en cajitas de arena y pasan después a la pizarra y, si los recursos lo permiten y avanzan lo suficiente, a la pluma.[3]

En el siglo XX el texto de lectura se hace general: es la época de Baquero, Charry o la Alegría de Leer de Evangelista Quintana, que hacia 1930 reemplazó el silabeo por el método de palabras completas. Pero el resto de la enseñanza se hizo y en buena parte se sigue haciendo en cuadernos, en los que los niños anotan la clase que dicta el profesor: es un sistema de enseñanza que usa el texto solo en las escuelas elementales de estratos medios y altos (que tienden a ser privadas) y en la escuela secundaria, que hasta hace poco era también privilegio de los grupos con mayores recursos. Pero fuera de los colegios privados y de algunos pocos colegios públicos, cuando se usa el texto este es casi el libro único, que concentra todo el saber que los estudiantes deben aprender. Libros complementarios, bibliotecas, eran un milagro, y las revistas que intentaban llevar a los niños cuentos y conocimientos divertidos, como Chanchito o Rinrín, duraron poco.

No es exageración afirmar que, aunque algo creció el uso del libro, entre 1960 y 2000 el sistema escolar colombiano siguió dándole papel secundario. El gobierno no logró definir una política coherente en relación con los textos escolares para el sector público, lo que ha llevado a una reducción fuerte del uso del texto en las escuelas oficiales. Mientras tanto los editores se han concentrado en los consumidores privados, y han buscado compensar la caída de ventas a la escuela pública con sistemas de diseño y mercadeo que en mi opinión no tienen justificación pedagógica sino comercial: los textos se vuelven desechables, intercalando en el libro los espacios para las respuestas de los estudiantes, que antes se hacían en cuadernos. Además, se compite con atractivos cosméticos, con la profusión de ilustraciones y colores, que hacen el libro más costoso y no tienen mayores ventajas educativas, y con ayudas, recuadros, esquemas y trucos que parecen partir del desprecio a la inteligencia de los pequeños lectores. De este modo, el precio sube y el consumo baja, en un círculo vicioso que es difícil romper.

Por supuesto, es posible defender la supresión del texto escolar. Una educación basada en pedagogías realmente activas, en las que los estudiantes recurran a amplias bibliotecas y a buenos recursos informáticos, apoyados por docentes familiarizados con las fuentes de conocimiento, sería sin duda mejor que la rutina basada en el texto único de cada materia. Pero este es un ejemplo de cómo un sueño ideal ha justificado a veces el abandono de prácticas pedagógicas modestas pero eficientes: mientras no haya bibliotecas decentes en los colegios, con 10 o 15 títulos por estudiantes, el texto es la única alternativa razonable, y su abandono prematuro explica la gran cantidad de bachilleres incapaces de comprender lo que leen que están saliendo hoy de los colegios.

En el caso colombiano, la tendencia más bien fue a abandonar el texto, pero a nombre de otros mejoramientos hipotéticos que nunca se realizaron. La educación activa, que volvería a todos los niños investigadores, y que tuvo ensayos sólidos entre 1920 y 1940, revivió en los anos sesenta y setenta con formas improvisadas y desordenadas. Y sobre todo, el libro empezó a verse como una tecnología obsoleta, frente a las nuevas tecnologías electrónicas, que sedujeron a los administradores públicos y a muchos profesores y educadores. En los sesenta, la televisión fue la gran utopía: la enseñanza audiovisual elevaría la calidad de nuestra deficiente educación, ahorraría docentes y permitiría una enseñanza más eficiente. Por supuesto, hay materias en las que el uso de la televisión habría sido muy útil, pero lo que dominaba no era la idea de un uso razonable y complementario de los medios audiovisuales, sino el sueño de superar el texto, desacreditado por una retórica que predicaba las ventajas de una nueva civilización de la imagen, promovida a escala mundial en los libros (no en videos!) de Macluhan. Desde más o menos 1980 el sueño ha sido el computador. También en este caso la idea de que el computador era la panacea que reemplazaría el libro obstaculizó su uso eficaz y racional. Ahora muchos políticos, dirigentes políticos y educadores se apoyan en las nuevas tecnologías para argumentar que no es necesario tener bibliotecas, que el libro de papel ya es obsoleto, que es más barato tener computadores conectados a Internet que bibliotecas, y que en todo caso debemos aceptar que la nueva cultura es una cultura de la imagen.

Esto es lamentable: creo que hay que insistir en que el libro es la herramienta por excelencia del sistema educativo y que los niños deben tener un contacto estrecho con el, desde los años del jardín escolar, y reforzarlo a lo largo de todo el proceso educativo. Por una parte, para generar el hábito de la lectura, por lo que, más que la lectura pragmática, hay que promover la lectura placentera, sin demasiadas presiones, sin exámenes sobre aspectos formales del texto, sin prematuras inquietudes sobre el argumento, los personajes, los ínter textos y toda la retórica de moda. El incremento del vocabulario, la consolidación de la habilidad de escritura y de la capacidad de exposición, son resultados indirectos de este proceso, que no se logran cuando se buscan por sí mismos, en clases de gramática o español, sino cuando en todas las clases hay que leer y hay que presentar textos escritos, que son discutidos y comentados por el profesor. Diez años de esta experiencia deben permitir que al llegar a la universidad los estudiantes sepan escribir, cosa que hoy es más bien excepcional, puedan comparar textos, los comprendan en forma adecuada, entiendan lo que se les dice cuando se les invita a explicar algo con sus propias palabras. Que sean capaces de encontrar tema para un trabajo, de localizar la información y la bibliografía pertinentes, de valorar la importancia relativa de los textos disponibles, de elaborar un argumento, de discutir razonable y fundamentalmente el argumento ajeno, de evaluar la calidad de la argumentación, de planear un texto amplio, de tener una actitud critica frente a todo el saber. Y el texto y el libro seguirán siendo indispensables, sobre todo, porque la educación es formación en el pensamiento conceptual, y este solo se desarrolla a partir de la palabra y no de la imagen.

Y para eso pueden los estudiantes tener un texto básico en cada materia, pero ante todo deben tener acceso a un mundo abierto de información, que les haga experimentar que el conocimiento no es algo que se aprende sino que se construye continuamente. La educación centrada en un saber definido, en aprender lo que enseña el profesor o lo que dice el libro escolar, no desarrolla en forma adecuada la capacidad de actualización individual que requiere una sociedad como la nuestra, inmersa en un proceso de cambio acelerado, tecnológico y cultural. Quien aprende en la escuela a buscar el conocimiento por sí mismo, con independencia creciente de la tutoría de sus profesores y del texto básico, descubre en el mundo infinito de los libros, reflejo de la experiencia infinita de la naturaleza y el mundo, la oportunidad para una formación permanente, a lo largo de toda la vida. Y en la medida en que sectores amplios de la población tengan esta capacidad, el país renueva constantemente su capacidad, incluyendo su capacidad laborar y su capacidad para competir económicamente en el marco internacional. La educación informativa, enciclopédica y estrechamente pragmática que hoy domina enseña muchas cosas, pero no enseña a juzgar, a pensar, a analizar, a argumentar, a investigar, a actualizarse.

Desde mediados de los años noventa, sin embargo, se han hecho algunos ensayos para volver a darle importancia al libro en el sistema educativo colombiano. Estos cambios se han concentrado en el mejoramiento del sistema de bibliotecas del país, y en parte se han dado por fuera del sistema educativo. Por un lado, el sistema de bibliotecas públicas ha mejorado muchísimo. Esto puede advertirse en la consolidación del sistema de bibliotecas públicas del Banco de la Republica, que pasó de atender 2 millones de usuarios en 1995 a recibir 6 millones en 2005; en el crecimiento del sistema de bibliotecas de las Cajas de Compensación Familiar, que atienden unos 8 millones de visitantes al año, y sobre todo, por su valor ejemplar, en la formación del sistema de BIBLORED en Bogotá, donde las bibliotecas pasaron de un millón de lectores en 1998 a 5 millones en 2005. Probablemente más del 60% de estos 20 millones de visitantes –y no estoy incluyendo otros ejemplos de avance en este campo, como las diversas bibliotecas departamentales que se crearon estos años, ni el evidente mejoramiento en la calidad de las bibliotecas universitarias privadas- son estudiantes de educación básica y secundaria, y un 20% son estudiantes universitarios. Este sistema de bibliotecas públicas ha vuelto a poner el libro a disposición de amplios sectores de estudiantes del país y ha constituido el núcleo de una verdadera revolución, silenciosa e inadvertida por muchos de los responsables del sistema educativo, en la calidad de la educación en el país.

En forma complementaria, se hicieron algunos esfuerzos por mejorar las bibliotecas escolares, pero fuera de Bogotá nada parece haber tenido impacto real. En Bogotá, se diseño un sistema de compras que se orientaba a crear por primera vez unas bibliotecas reales en todas las escuelas, escogidas por los docentes, y formadas en buena proporción por libros diferentes a los textos escolares: me parece que es el único sistema de educación pública que está cerca de tener un sistema real de bibliotecas escolares.

En mi opinión, ahí estamos. Y esto quiere decir que estamos muy lejos de usar el libro como es necesario. Y lo que es necesario es que todo niño del sistema escolar pueda tener uno o dos textos propios, y acceso a una biblioteca escolar con materiales complementarios, así como a una biblioteca pública razonable. Los materiales complementarios deben incluir, ante todo, libros que puedan leerse por gusto, voluntariamente, (y esto quiere decir ante todo literatura, cuentos, tiras cómicas, poesía, artes, juegos) pero también libros que complementen la actividad escolar: libros sobre la naturaleza y la sociedad, sobre ciencias, deportes y actividades manuales.

Por eso, quiero concluir en forma pragmática, haciendo una modesta, modestísima propuesta. Lo que Colombia necesita y puede hacer es que haya libros al alcance de los niños y esto se puede hacer sin un gran esfuerzo. Para ello basta:

1. Definir un sistema para dotar de textos a la escuela pública. No es fácil encontrar una formulas apropiadas para que cada año unos 10 o 15 millones de textos lleguen a estos estudiantes, pero creo que el gobierno debería contratar la edición de (diversos) textos baratos, al menos para las ciencias exactas y naturales, los idiomas y la literatura. Deben ser textos que puedan ser usados varios años, sin mucha decoración, y que sean entregados en forma gratuita en las escuelas.

2. Dotar las 20 o 30.000 escuelas del país de bibliotecas apropiadas. Quizás la única forma de comenzar en serio es también contratar la edición de 300 a 500 títulos básicos, con una buena proporción de literatura infantil y juvenil, en tirajes de 20 o 30.000 ejemplares.

3. Mantener vivas las bibliotecas públicas municipales recientemente dotadas, con unas actualizaciones mínimas de unos 200 títulos anuales para más o menos unas 1000 bibliotecas.

Esto representa adquirir unos 20 millones de ejemplares iniciales, y después mantener las bibliotecas con adquisiciones de unos 10 millones de volúmenes anuales (que incluirían música y videos, por supuesto). Esto ayudaría a transformar todas las escuelas del país y no costaría mucho: menos que arreglar el 2% de la red vial de Bogotá, o que hacer 500 metros de un metro, o pavimentar unos 150 kilómetros de carretera. Pero puede parecer mucho, incluso un derroche utópico, en un país en el que se cree que vale la pena pensar en grande y gastar en grande en obras de concreto o cemento, pero no en el cerebro de la gente.

 

Jorge Orlando Melo.

Texto presentado en el "Seminario sobre textos escolares" realizado en la Feria del Libro de Bogotá, año 2006

 

Anexo:

Lista provisional de textos escolares publicados en Colombia de 1826 a 1917

 

Los libros se encuentran en la Biblioteca Luis Ángel Arango, a menos que se indique algo diferente. Incluyo libros de autores extranjeros, si fueron publicados en el país, aunque añado excepcionalmente algunos libros publicados en Francia o España que fueron usados en las escuelas. La lista es inevitablemente incompleta. Agradezco cualquier adición o corrección. Incluye, en orden cronológico, los materiales publicados hasta 1917, cuando apareció la Cartilla Charry.

    1. Villanueva, Joaquín Lorenzo, 1757-1837, Catecismo de moral, BN tiene edición de Lima?, Imprenta Republicana, 1825, 49 p, y edición de Tunja, Imprenta del Departamento de Boyacá, por Francisco Cárdenas, 1827. LAA tiene edición de Bogotá, Imprenta de Gaitán, 1866, 72 p. Autor español.
    2. Acevedo Tejada, Pedro, 1799-1827, Noticia sobre la geografía política de Colombia: proporcionada para la primera enseñanza de los niños en este importante ramo de la educación, Londres: Imp. Española de M. Calero, 1825. 109 pags. Otra edición: Noticia sobre la geografía política de Colombia: proporcionada para la primera enseñanza de los niños en este importante ramo de la educación, Reimpresa con la mayor exactitud y esmero bajo la dirección de un colombiano. New York: [s.n.], 1827. iv, 75 p., tabs.
    3. Manual del sistema de enseñanza mutua, aplicado a las escuelas primarias de los niños: Bogotá: S. S. Fox, 1826, 120 p.: il.; 17 cm.
    4. Arroyo, Santiago, 1773-1845, Gramática y ortografía de la lengua castellana: para uso de los niños en las escuelas de primeras letras del departamento del Cauca / por un amigo de la buena educación, Bogotá: Imp. de Espinosa, por Valentín Molano, 1826. 208 p.; 16 cm. BN
    5. Fernández de Sotomayor y Picón, Juan, 1777-1849. Elementos de la gramática latina; redactados para la juventud que se educa en el Colejio Mayor de Nuestra Señora del Rosario de Bogotá, por el actual rector. Bogotá: J.A. Cualla, 1830, xi, 259 p.: il.; 15 cm
    6. José Rafael Mosquera publicó la Citolegia en la década de 1830. De este texto no he localizado ningún ejemplar.
    7. Vásquez, Rafael María, Catecismo de moral para los cursantes del colejio de San Bartolomé y la primera casa de educación de Bogotá, Bogota, Imprenta de N. Lora, 1832, 48 p. No en LAA, en BN. LAA tiene la edición corregida, Catecismo de Moral, Bogotá, Imprenta de Gaitán, 1869. 56 p., 16 cms. Se publicó también como Catecismo de moral para el uso de los cursantes de filosofia y de las casas de educación, Bogotá, Imprenta de Nicolás Gómez, 1857, 45 p. En BN.
    8. Morales, Gregorio, Compendio de la historia sagrada en verso para la instrucción de la juventud granadina, Bogotá: Imprenta de la Universidad, 1834.
    9. Campo Larraondo y Valencia, Mariano, 1772-1860 Compendio de la doctrina cristiana en verso fácil para el uso de las escuelas primarias de Popayán / compuesto por el presbítero Mariano del Campo Larraondo, miembro de número y corresponsal de la sociedad de educación elemental de dicha ciudad. Popayán: Imprenta de la Universidad, por Manuel G. Córdova, 1834. 25 p.; 14 cm. BN
    10. Campo Larraondo y Valencia, Mariano, 1772-1860 Compendio de la moral cristiana, para el uso de las escuelas primarias de Popayán / por el Doctor Mariano del Campo Larraondo, presbítero y miembro honorario y corresponsal de la sociedad de educación primaria elemental de dicha ciudad. Bogotá: Impr. por José Ayarza, 1835. 83 p., 2 h.; 15 cm. BN
    11. Himnos para el uso de las escuelas de niños: mandados publicar por el consejo de Administración de la Sociedad de Educación, Bogotá: N. Lora, 1835
    12. Astete, Gaspar, 1537-1601. Catecismo de la doctrina cristiana, Bogotá: J. Ayarza, 1836, 72 p.; 14 cm. Autor español.
    13. Campo Larraondo y Valencia, Mariano, 1772-1860 Compendio de máximas y pensamientos cristianos, morales, políticos y filosóficos, en verso mayor, para el uso de las escuelas primarias de Popayán / por el Doctor Mariano del Campo Larraondo Presbítero, y miembro honorario, y corresponsal de la sociedad de educacion primaria elemental de dicha ciudad. Popayán: Imp. de la Universidad, por Manuel G. Córdova, 1836. BN, microforma.
    14. Benedetti, Antonio, Gramática francesa, reducida a un curso de veinte y dos lecciones seguidas de sus respectivos temas / por Antonio Benedetti. Cartagena: Imp. de F. de B. Ruiz, 1837. xii, 203 p.; 20 cm. Tiene como modelo la gramática inglesa de Urcullú.
    15. Cuervo [Barreto], Rufino, 1801-1853, Breves nociones de urbanidad, estractadas de varios autores y dispuestos en forma de catecismo para la enseñanza de las señoritas del Colejio de la Merced de Bogotá, Bogotá, Imp. de Nicomedes Lora, 1836. BN. El catálogo de BN registra este texto en microforma, y lo atribuye a Rufino José Cuervo, que nació en 1844.
    16. Primeros conocimientos para los niños que empiezan a leer. Bogotá: Reimpreso por Nicolás Gómez, 1839. 68 p.; 15 cm.
    17. Elementos de aritmética integral, decimal i comercial: escritos según el método matemático, para el uso de la juventud granadina con noticia i tablas de todas las medidas conocidas en Francia, Inglaterra i España. Bogotá: J. A. Cualla, 1839. 115 p.; 21 cm.
    18. Elementos de aritmética integral, decimal y comercial: escritos según el método matemático, para el uso de la juventud granadina con noticia y tablas de todas las medidas conocidas en Francia, Inglaterra, y España. Bogotá: José A. Cualla, 1834. [Catálogo dice que 1934] 142 p.; 17 cm.
    19. Catecismo de geografía de la Republica de la Nueva Granada: van añadidas algunas nociones jenerales de geografia, para la mejor intelijencia é instruccion de los que se dediquen á este importante estudio: Bogotá: Imprenta de J. A. Cualla, 1842. 32 p.; 15 cm.
    20. Morales, Alejo, Compendio de la filosofía moral de Cerbeleón Pinzón: dedicada a la enseñanza primaria, Bogotá: Imprenta de José A. Cualla 1842. (Catálogo dice Guada por Cualla]
    21. Programas para el estudio de las ciencias eclesiásticas en el Seminario Conciliar de la Arquidiócesis de Bogotá, formados por el Illmo. Señor Arzobispo. Bogotá: Imprenta de José A. Cualla, 1843. 76 p.; 15 cm.
    22. Fleury, Claude, 1640-1723. Catecismo histórico del Señor Abad Claudio Fleuri / traducido al castellano y nuevamente correjido, Con las licencias necesarias. Bogotá: Imp. J. A. Cualla, 1844.: 109 p.; 15 cm.
    23. Programa para la enseñanza de la Historia del Derecho Romano en las universidades de la República: Bogotá: Imprenta de Cualla, 1844.: 118 p.; 13 cm.
    24. Astete, Gaspar, 1537-1601: Catecismo de la doctrina cristiana / del padre Gaspar Astete; explicado por Santiago José García Mazo. Editorial: Bogotá: Imprenta de José A. Cualla, 1845.: viii, 410 p.; 16 cm. (Por el tamaño no parece escolar)
    25. Castillo, Pio del, Principios de la urbanidad para el uso de la juventud: arreglados a los progresos de la actual civilización, seguidos de una colección de máximas y fábulas en verso, orijinales, Bogotá: Por J.A. Cualla, 1845, BN, [Microforma]
    26. Astete, Gaspar, 1537-1601. Catecismo de la doctrina cristiana / Gaspar Astete; explicado por Santiago José García Mazo. Bogotá: Imprenta de Nicolás Gómez, 1848.: vii, 358 p.; 18 cm.
    27. Triana, José María, 1792-1855. Manual de enseñanza mutua para las escuelas de primeras letras /redactado por José María Triana. Bogotá: J. A. Cualla, 1845. 66 p.; 21 cm. Escritura, lectura y aritmética
    28. Castillo, Pio del, Principios de urbanidad para el uso de la juventud, Bogotá, 1845. Reimpreso por N. Gómez, 1851.
    29. Sicilia, Mariano José, Estracto de la obra de don Mariano José Sicilia titulada Lecciones elementales de ortolojía i prosodia. Bogotá: Imprenta de J. A. Cualla, 1845.: 68 p.; 16 cm.
    30. Tabla sinóptica del consumo: 3a. parte de la ciencia de la economía política, para más pronta instrucción de la juventud granadina en esta parte tan bella de la jurisprudencia. Bogotá: Imprenta J. A. Cualla, [18..?].: 18 p.; 15 cm.
    31. Menéndez, José. Educación de la infancia dividida en tres partes: la moral, la virtud y la buena crianza con el manual instructivo y curioso para los niños Bogotá: Nicolás Gómez, 1846. 140 p.; 15 cm.
    32. Bergeron,A[imé], Lecciones de matemáticas. Parte primera. Aritmética, Bogotá, 1848. 80 p.
    33. González, Ulpiano, 1815-1849. Observaciones curiosas sobre lengua castellana: o sea, Manual práctico de la gramática de dicha lengua. Bogotá: imprenta de José A. Cualla, 1848.: vi, 212 p.; 14 cm.
    34. Triana Algarra, José María, 1792-1847, Lecciones de gramática castellana arregladas al método de enseñanza mutua, aprobadas por la Dirección General de instrucción Pública y mandada enseñar en las escuelas de la Nueva Granada, Bogotá, V. Losada, 1846, 3-103 p.; 15 cm. 2a. ed.: Bogotá: Tip. de Mariano Sánchez Caicedo, 1849: 64 p.: il.; 21 cm.
    35. Compendio de geografía universal, Bogotá: Marcelo Espinosa, 1849. 110, [2] p.; 15 cm.
    36. Plaza, José Antonio de, 1809-1854, Compendio de la historia de la Nueva Granada, desde antes de su descubrimiento, hasta el 17 de noviembre de 1831 Bogotá: Imprenta del Neogranadino, 1850. 136 p.; 18 cm.
    37. Pombo, Lino de, Lecciones de jeometría analítica, Bogotá, Imprenta de El Día, 1850, 127 p.
    38. Triana Algarra, José María, Manual para los preceptores de enseñanza primaria, é instrucción moral i religiosa por José María Triana. Bogotá: Imprenta del Neo-Granadino, 1851. 247 p.: ls.; 21 cm.
    39. Ancízar, Manuel, 1812-1882.: Lecciones de psicolojía redactadas por M. Ancízar, Bogotá: Imprenta del Neo-granadino, 1851.: iv, 319 p.; 21 cm.
    40. Cuervo, Antonio Basilio, 1834-1893. Resumen de la jeografía histórica, política estadística i descriptiva de la Nueva Granada para el uso de las escuelas primarias superiores, Bogotá: Imp. de Torres Amaya, 1852. 83 p.; 15 cm.
    41. Pérez, Santiago, 1830-1900. Compendio de gramática castellana; obra especialmente destinada a la enseñanza en las escuelas primarias i casas de educación de la República, i en la cual se ha procurado esponer metódicamente, i con la concisión compatible con la claridad, las doctrinas más bien recibidas se Salvá, Sicilia, Bello i Martínez López; por un granadino Bogotá: Imp. del Neo-Granadino, 1853.: 188 p.; 15 cm.
    42. Cuervo Barreto, Rufino, (1801-1853) Breves nociones de Urbanidad, estractadas de varios autores y dispuestas en forma de catecismo para la enseñanza de las señoritas de la Nueva Granada, Nueva ed. corregida y aumentada. Bogotá, Imprenta de Francisco Torres Amaya, 1853. BN, Tercera edición de 1866, Bogotá, Imprenta de Nicolás Gómez, 1866, 32 p., en LAA (que señala como autor a Rufino José Cuervo, no en BN).
    43. Teoría de música puesta al alcance de los educandos, Bogotá: Imp. de F. Torres Amaya, 1854. 24 p.: il., música; 15 cm.
    44. Peña, Domingo, Problemas de jeometría, arreglados i dispuestos para el uso de los artesanos, de los estudiantes i de las señoritas. Domingo Pena.: Bogotá: Imp. de F. Torres Amaya, 1855.: 32 p.: diagrs.; 24 cm.
    45. Belver, José, 1808-1887, Esposición del sistema métrico decimal, i medios de facilitar su enseñanza en las escuelas: destinada especialmente para los alumnos de la Academia de la Paz. Bogotá: Imp. F. Torres Amaya, 1856. 28 p.; 20 cm.
    46. Barrera Ortiz, Francisco, 1828-1861. Tratado de retórica, oratoria i poética / arreglado según los mejores autores por Francisco O. Barrera. Bogotá: Imp. del Neo-Granadino, 1856. 188 p.; 21 cm.
    47. Liévano,Indalecio, Tratado de aritmética, Bogotá, 1856
    48. Gutiérrez, Rafael, 1823-1882. Sinónimos de la lengua castellana, según las diferencias de ellos. Bogotá: El Neo-granadino, 1857.: 29 p.; 27 cm.
    49. González, Juan Vicente, Compendio de gramática castellana, según Salvá y otros autores. 7ª ed. Bogotá, El Neogranadino, 1857
    50. Compendio de jeografía universal. Bogotá: Imp. de F. Torres Amaya, 1857. 117 p.; 15 cm. [Puede ser el mismo de 1849)
    51. Molina Ánjel, Cándido, Compendio de jeografía, Medellín: [s.n.], 1858, 315 p.: cuadros; 21 cm. Para los alumnos del Colejio de San Ildefonso.
    52. Pombo, Lino de, 1797-1862, Lecciones de aritmética i áljebra, Bogotá, Imprenta de la Nación, 1858. 176 p.
    53. Carrasquilla, Ricardo, Problemas de aritmética para los niños. Bogotá, Imprenta Uldarico Leiva, 1859.
    54. Carvajal, Manuel D., 1819-1872, Elementos de geometría: aplicados al dibujo. Bogotá: Imprenta de F. Torres Amaya, 1859. 56 p., 11 h. de lams. [pleg.]; 22 cm.
    55. Medina, Francisco Antonio, Principios jenerales para construir las oraciones del idioma latino /obra escrita por el padre frai Francisco Antonio Medina, reformada i adicionada por Frai J. A. Hilario María Pinilla, Bogotá: F. Torres Amaya, 1859. 58 p.; 18 cm.
    56. Garnier, Joseph, 1813-1881, Elementos de estadística; traducidos del francés por T. Paredes, para que sirva de texto en el establecimiento de educación de Paredes e hijos. Piedecuesta: Imp. Paredes, 1859. 66 p; 19 cm.
    57. Real, Antonio del, Principios de contabilidad mercantil, Bogotá: F. Torres Amaya, 1859. 29 p.: il., diagrs., pleg.; 23 cm.
    58. Ortiz Rojas, José Joaquín, 1814-1892. El libro del estudiante: colección de tratados elementales, obra destinada a la instrucción primaria de la juventud que se educa en las escuelas i colejios de la Nueva Granada, Bogotá: Imprenta de Ortiz, 1860.: 592 p.; 17 cm. Incluye Doctrina cristiana; Historia Santa; Gramática Castellana; Aritmética; Cálculo de Memoria; Jeografía Jeneral; Urbanidad.
    59.  Marroquín, José Manuel, 1827-1908. Tratado completo de ortografía castellana, 3a. ed. mejorada sobre las anteriores, Bogotá: Imp. del Estado de Cundinamarca, 1862. 136 p.; 15 cm. Incluye en cada capítulo la lista en verso de palabras que tienen dificultades especiales: la famosa "ortografía en verso" de Marroquín.
    60. N. González Lineros, Elementos de Aritmética del R. P. Fr. Tomás Mora, puestos al nivel de las actuales necesidades de la enseñanza i del comercio, por Narciso González. Bogotá, Imp. de Pontón, 1863.
    61.  Pérez, Felipe, 1836-1891 Tratado de la puntuación castellana / por Felipe Pérez. Pie de imprenta: Bogotá: Imprenta de Echeverría Hermanos, 1863. BN,[Microforma]
    62. Arroyo, Isidro, 1804-1875. Manual del estudiante; colección completa de tratados para la enseñanza o la instrucción elemental religiosa i científica, Bogotá: N. Gómez, 1864. 3 v.; 17 cm.
    63. Arroyo, Isidro, 1804-1875. Elementos de aritmética aumentados, dispuestos i arreglados para la enseñanza elemental i aun profesional de este ramo, según los tratados de Mora, Urcullu i otros autores, Bogotá: Imprenta Nicolás Gómez, 1865. 250 p.; 17 cm. LAA. 4a ed., Bogotá, Imp. a cargo de Henrique Zalamea, 1877, 251 p., 2 h.: tabs. , 17 cm. BN
    64. Pérez, Felipe, 1836-1891, Compendio de jeografía para uso de las escuelas primarias de niños i niñas; contiene la jeografía particular de los Estados Unidos de Colombia, Bogotá: Imp. de Echeverría, 1865. 61 p.; 15 cm.
    65. Legendre, A. M., Elementos de Jeometría, por A. M. Legendre, traducidos por Luis M. Lleras. Bogotá, Imp. de Gaitán, 1866. 266 p.
    66. Benedetti, Antonio. Gramática analítica, práctica i filosófica de la lengua española: o sea, Curso razonado i progresivo del idioma nacional de las Repúblicas Hispano-americanas, París: F. de Zubiria, [pref. 1867]. 470 p.; 19 cm. Nueva edición, París, 1871, 476 p.
    67. Carrasquilla, Ricardo, 1827-1886. Problemas de aritmética seguidos por las correspondientes resoluciones i de Cuestiones de Jeografía para los niños / por Ricardo Carrasquilla i Ruperto S. Gómez., Bogotá: Imprenta de Gaitán, 1867.: viii, 95 p.: il.; 12 cm.
    68. Marroquín, José Manuel, 1827-1908, Diccionario ortográfico: ó catálogo de las voces castellanas cuya ortografía puede ofrecer dificultad, Bogotá: Imprenta de Foción Mantilla, 1867, viii, 158 p.; 17 cm.
    69. Smith, Asa Dodge, 1804-1877. Primer libro de geografía de Smith : o, Geografía elemental dispuesta para los niños; traducida del inglés y adaptada al uso de las escuelas de Sur América, las Indias Occidentales y Méjico, con adiciones, por Temístocles Paredes; nueva edición revisada, corregida y aumentada de un capítulo y mapas nuevos de las repúblicas Argentina, del Paraguay y del Uruguay. Nueva York : D. Appleton, 1867. 142 p.: il., mapas [col.] ; 19 cm.
    70. Rodas, Cornelio María, Almanaque perpetuo dispuesto para el uso de las escuelas del Estado soberano de Antioquia. Bogotá, Imprenta de Gaitán, 1868-.
    71. Sánchez de Bustamante y Sirven, Antonio, 1865-, Jeografía matemática, física i política i nociones jenerales de jeografía antigua Tomada de la ed. de 1866 aumentada con un cuadro jeográfico de los Estados Unidos. Bogotá: Imp. de la Nación, 1869. 143 p.: 21 cm. Autor español.
    72. Paredes, Temístocles, Texto de aritmética especulativa y comercial por Temístocles y Arístides Paredes. 2a. ed. Socorro, Imp. de Arenas y Cancino, 1870. xvi, 456 p.: il.; 22 cm.
    73. Principios jenerales de la música. Editorial: [Bogotá]: [Imprenta Torres Amaya], [1870]. 25 p.: música; 20 cm.4.
    74. Gaitán, José Benito, 1827-1916. El institutor; colección de textos escojidos para la enseñanza en los colejios i en las escuelas de los Estados Unidos de Colombia Bogotá: Imprenta de Gaitán, 1870
    75. Núñez, José Gabriel. La música al alcance de todas las intelijencias Bogotá: Imp. de F. Torres Amaya, 1870. iv, 25 p.: il., música [pleg.]; 15 cm.
    76. Pareja, Manuel del Cristo, 1879-, Tratado elemental sobre las fracciones comunes, arreglado por Manuel del Cristo Pareja, Bogotá: Imprenta de Gaitán, 1870. 50 p.; 22 cm.
    77. Pérez, Felipe, 1836-1891, Compendio de Geografía universal: contiene la jeografía particular de los Estados Unidos de Colombia, 2a. ed., mejorada notablemente por el autor. Bogotá: Echeverría Hermanos, 1871. La primera edición es la de 1865. La tercera edición es de 1875.
    78. Fabre, Jean Henri Casimir, 1823-1915. Física; lecturas para las escuelas, por J. Henri Fabre; traducido por Tomás Cuenca: Bogotá: Imprenta de Gaitán, 1871.: 200 p.: il.; 19 cm. Este libro fue publicado por capítulos en La Escuela Normal.
    79. Arboleda, Sergio, 1822-1888, Rudimentos de geografía, cronología e historia: lecciones dispuestas para la enseñanza elemental de dichos ramos en el seminario conciliar de Popayán, Bogotá: El Tradicionista, 1872. 184 p. Comentado por Rufino J. Cuervo, El Tradicionista, Bogotá, 31 de octubre de 1874.
    80. Hotschick, E, [Libro de Lectura], Primer libro de lectura arreglado por E. Hotschick y Martín Lleras 3 ed. corregida y aumentada: Paris: Roger y Chernoviz, ed., 1890 179, 1p.: il., diagrs.; 18 cm. Sólo en BN. De la primera edición de 1872 no se han encontrado copias. No aparecen tampoco copias del Segundo libro de lectura. El tercer libro de lecturas fue publicado en 1878.
    81. Bello, Andrés, 1781-1865. Nuevo compendio de la gramática castellana / de don Andrés Bello; cotejado con la estensa de este académico por César C. Guzmán. 2a. ed. Editorial: Bogotá: Imprenta de Gaitán, 1872.: 144 p.; 16 cm. (Hay varias ediciones)
    82. Quijano Otero, José María, 1836-1883, Compendio de la historia patria, Bogotá: [Imp. Eléctrica], 1872, 328 p.; 22 cm.
    83. Borda, José Joaquín, 1835-1878, Historia de Colombia contada a los niños. Bogotá: Imprenta de El Mosaico, 1872, 160 p.; 15 cm.
    84. Mercado, Ramón, Método típico de enseñanza primaria, Imprenta de C. Schünemann, Brema, 1873
    85. Jeografía elemental, matemática, física, política i descriptiva; para las escuelas de Colombia, Obra arreglada por la Dirección Jeneral de Instrucción Pública Primaria. Edición oficial. Bogotá: Imp. de Gaitán, 1873. 363 p.: il.; 14 cm.
    86.  Rudimentos de historia universal para las escuelas de Colombia: Edición oficial. Bogotá: Imprenta de Gaitán, 1873: 534 p.; 14 cm. Obra arreglada por la Dirección Jeneral de Instrucción Pública Primaria. El autor es probablemente Venancio G. Manrique. Este texto se publicó en La Escuela Normal en 1872.
    87. Moreno, Antonio María: Geografía especial del Estado de Santander: obra destinada a las escuelas primarias del Estado, Socorro: Imprenta del Estado, 1873. 40 p.; 20 cm.
    88. Blume, Alberto y Roque Julio Carreño, Guía para la enseñanza de la Aritmética en las escuelas primarias. Arreglada según el método pestalozziano, por Alberto Blume y Roque Julio Carreño. Primer libro. Socorro. 1873. Imprenta de S, Cancino. Carrera de Antioquia, Calle 2.ª, 21, 23, 25, 27. 151 págs.
    89. Quijano Otero, José María, 1836-1883. Compendio de la historia patria para el uso de las escuelas primarias, por J. M. Quijano Otero, Bogotá: Medardo Rivas, 1874. vii, 264 p.; 16 cm.
    90. Perilla, Filemón, Tratado de geografía sagrada en forma de diccionario, Bogotá: Imp. de I. Borda, 1874, 41 p.: 21 cm.
    91. Indalecio Liévano Tratado de álgebra, Bogotá, 1875
    92. Mantilla, Luis Felipe, Libro de lectura o sea de autores selectos españoles é hispano-americanos, París,  Librería de A. Bouret é hijo, 1875, 419 p. En la LAA está la edición de 1914, con una curiosa descripción de contenido_ “ v 1. Letras romanas. -- v 2. Las malas compañías hasta Colombia (América Meridional) / Julio Arboleda, (Nueva Granada). -- v 3. O sea autores selectos españoles é Hispano-americanos”. El autor era cubano. Que sus obras (tiene también manuales de historia universal, de francés, inglés, etc.) fueron muy usadas y todos sabían cuáles eran lo muestra la referencia de Pedro Rodríguez Mira, en su descripción de los enciclopédicos lectores de Santa Rosa de Osos hacia 1900: “algunos que ya mostraban afición a leer y habían leído otros libros que los de Mantilla, o “El lector americano”, hablaban de...”(Oro y Verbena, Medellín, 1946, p. 73)
    93. Pérez, Felipe, 1836-1891. Compendio de Geografía General de los Estados Unidos de Colombia, Bogotá: Echeverría Hermanos, 1876, 98 p.; 18 cm.
    94.  Araújo, D. H., Tratado de álgebra destinado a la enseñanza, por D.H. Araújo, director de un plantel de educación en Cartagena, Cartagena, Tipografía de Antonio Araújo, 1877. NO LAA
    95.  Dirección Jeneral de Instrucción Pública de Colombia. Tercer libro de lectura para las escuelas de los Estados Unidos de Colombia /obra preparada por la Dirección Jeneral de Instrucción Pública. Bogotá: Propiedad de la Dirección Pública de Colombia, 1878. viii, 320 p.; 18 cm.
    96. Quijano, Daniel, S.J-, Tratado de aritmética elemental para uso de los colegios de 2ª. Enseñanza, Bogotá, Imprenta de la viuda e hijo de D. Eusebio Aguado, 1878, 214 p.: Bogotá. Librería del Atrio, 1895, 218 +23 p., Bogotá, Librería americana, 1908, 5 ed. BN: 1908. 283 p.
    97. Ortiz, José Joaquín, Lecturas selectas en prosa y verso para los alumnos de las escuelas de Colombia, Bogotá, 1880, pág. 30.
    98.  Guzmán, César C., 1840-1908, Historia general de América desde el descubrimiento hasta nuestros días, por César C. Guzmán; obra adoptada por el gobierno para la enseñanza en las escuelas de la República. Paris: A. Lahure, 1880: 333 p.; 17 cm.
    99.  Ortiz, José Joaquín, 1814-1892, Lecturas selectas: en prosa y verso, para los alumnos de las escuelas de Colombia Bogotá: Imp. de Medardo Rivas, 1880. 318 p.: il., 17 cm. BN
    100. Triana, José Jerónimo: Primeras nociones de Geometría para los niños arregladas para que sirvan de introducción al estudio del dibujo y de auxiliar en la práctica de todo oficio o profesión. Paris, 1880. 35 p. 18 cms.
    101. Franco Vargas, Constancio, 1842-1917, Compendio de la historia de la revolución de Colombia, Editorial: Bogotá: M. Rivas, 1881. 1 v.; 19 cm. v. 1 Curso primero; La Independencia, 1810 a 1819. LAA. No he localizado copia del vol 2, si se publicó.
    102. Lleras T., Federico, Tratado completo de geografía universal: conforme a las últimas divisiones territoriales, seguido de uno de geografía física y otro de cosmografía..., 3a. ed. notablemente aumentada y corregida. Bogotá: M. Rivas, 1881, 192 p.: diagrs.; 22 cm.
    103.  Manrique, Venancio G, 1836-1889. Compendio de la gramática castellana de don Andrés Bello, Bogotá: Librería de Chaves, 1882?. 198 p.; 20 cm.
    104. Manrique, Venancio G, 1836-1889. Curso de inglés según el sistema de Rovertson, Bogotá: Lib. de Chávez, 1882. 574, xiii, 34 p.; 22 cm.
    105. Rojas S., Antonio. Tratado de contabilidad comercial. Bogotá: Imprenta de Torres Amaya, 1882.: 64 p.; 23 cm.
    106. Nociones de geometría descriptiva, dispuestas para las escuelas primarias de la Sociedad de San Vicente de Paul, 23 p.; 22 cm
    107. Franco Vargas, Constancio, 1842-1917. Nociones de moral: para el uso de las escuelas primarias, 2a. ed. corregida y aumentada. Editorial: Bogotá: Imprenta de Medardo Rivas, 1883. 139 p.; 18 cm.
    108. López Mora, José Ánjel. Prontuario para la enseñanza de historia patria: en las escuelas i colejios de ambos sexos de la república, Cartajena: Tip. de A. Araujo, 1883.: 101 p.; 24 cm.
    109.  Lecciones teóricas de aritmética elemental, dispuestas para las escuelas primarias de la Sociedad de San Vicente de Paul, C. M. Bogotá: Imp. de Medardo Rivas, 1883. 28 p.; 22 cm.
    110. Quijano Otero, José María, 1836-1883., Compendio de la historia patria. 2a. ed. Bogotá: Medardo Rivas, 1883: viii, 477 p. 59. Compendio de la historia patria, 3a. ed.: Bogotá: [Imp. de La Nación]; 1891. vii, 417 p.; 21 cm.
    111. Suárez, M. Antonio. Álgebra elemental,/Bogotá, Zalamea, 1883. En LAA. Hay menciones a otra edición en Ibagué 1880 (¿?) que no está en LAA.
    112. Manrique, Venancio G, 1836-1889. Lecciones prácticas de francés / extractadas del curso completo de lengua francesa de T. Robertson; adaptación castellana de Venancio G. Manrique y C. Obeso. Bogotá: [Imp. de Vapor de Zalamea], 1884. 332 p.; 23 cm.
    113. Ortiz, José Joaquín, Compendio de la historia eclesiástica desde la bajada del espíritu santo hasta el pontificado de León XIII / arreglado por José Joaquín Ortiz. Bogotá: Imprenta de Medardo Rivas, 1884. viii, 164 p.; 19 cm.
    114. Celedón, Rafael, 1833-1902, Tratado elemental de álgebra, Nueva York: D. Appleton, 1885. 151 p.: tabs.; 19 cm.
    115. Baquero, César, 1855-1905, [Libro para enseñar a leer y a escribir] La primera edición parece haberse publicado en 1884, (Existe un folleto Baquero, César B., Opiniones e informes sobre el libro de lectura elemental. Bogotá: Imprenta de La Luz, 1884. 20 p.; pero no figura ni en LAA ni en BN. La edición más antigua localizada es del segundo curso, Baquero, Cesar B. Libro para enseñar a leer y a escribir, por B. Baquero, segundo curso. Bogotá: Imp. Rivas, 1887. BN. La LAA no tiene ningún ejemplar de la cartilla de Baquero.
    116. Marroquín, José Manuel, 1827-1908, Tratados de ortología y ortografía de la lengua castellana, Novísima edición en que se han expuesto las reformas introducidas por la Academia Española en 1881. Bogotá: Librería Americana, 1885, 167 p.; 17 cm.
    117. Ortega, Eugenio, 1846-1916, Rudimentos de historia y Biografía de Cristóbal Colón, Bogotá: Fernando Pontón, 1886. 44 p.; 19 cm.
    118. Martínez Silva, Carlos, 1847-1903, Compendio de geografía para el uso de los colegios y escuelas, Bogotá: Echeverría, 1887. 208 p..En 1900 iba en la cuarta edición. No la he revisado para verificar si es el mismo Compendio de geografía universal.
    119. Díaz Lemos, Ángel M., 1853-, Compendio de geografía de la república de Colombia, 3a. ed. Corregida de acuerdo con todas las variaciones y reformas introducidas por la nueva organización del país. Medellín: Imp. del Dpto., 1887, 164 p.; 19 cm. Cuarta edición en 1894, quinta en 1895, sexta en 1907, séptima en 1910
    120. La citolegia: nuevo método de lectura práctica sin deletrear. Editorial: Paris: Libr. Española, 1887. 64 p. En LAA [Reeditado como Citolegia: método de lectura práctica sin deletrear... Con el sumario del Catecismo del P. Astete... Medellín: Edit. Bedout, 1950 64 p.: ilus., tabs.; 21 cm. BN. Esta reedición no está en LAA.]
    121. Uribe Ángel, Manuel, 1822-1904, Compendio de geografía del departamento de Antioquia en la República de Colombia, Medellín: Imprenta Republicana, 1887, 207 p.; 19 cm.
    122. Uribe Ángel, Manuel, 1822-1904, Compendio histórico del departamento de Antioquia en la república de Colombia, Medellín, Imprenta Republicana, 1887. 192 p. 19 cms. La primera edición del Compendio había aparecido como parte de la Geografía general y compendio histórico del Estado de Antioquia, en 1885.
    123. Rueda Jara, Manuel Antonio, Lecciones de trigonometría, Bogotá, 1887(1a.), 1926(2a.)
    124. Baquero, César B., 1855-1905, Guía para la enseñanza de la lectura combinada con la escrita, Imprenta de "La Luz", 1888. vi, 29 p. En BN.
    125. Vergara y Velasco, Francisco Javier, 1860-1914, Nueva geografía de Colombia según el sistema natural de regiones geográficas, Bogotá: Zalamea, 1888. xiii, 74 p.; 17 cm.
    126. Pérez, Felipe, 1836-1891, Jeografía jeneral del Nuevo Mundo y particular de cada uno de los países y colonias que lo componen: arreglada para el uso de los colegios hispano-americanos, Bogotá: J. J. Pérez, 1888, 212 p.; 17 cm.
    127. Pérez, Felipe, 1836-1891, Compendio de geografía elemental aplicada y prontuario del atlas colombiano: texto arreglado para el uso de las escuelas de la República, 1a. edición. Bogotá: J. J. Pérez, 1888. 64 p.; 17 cm.
    128. Restrepo Mejía, Luis, 1856-1887. Elementos de pedagogía: obra adoptada por texto para las escuelas normales de Colombia / por Luis y Martín Restrepo Mejía. Bogotá: Imprenta de Vapor de Zalamea Hermanos, 1888. vii, 352 p.; 18 cm. Tercera edición en Bogotá, Imprenta Eléctrica, 1905, 440 p.
    129. Avella, M. Temístocles, 1841- Citolegia reformada, Bogotá: Imp. de Torres Amaya, 1889. 28 p. (No en LAA, en BN)
    130. Avella M, Temístocles, Cuadros de lectura extractados de la citolegia reformada. Bogotá: Imp. de Torres Amaya, 1889. 28 p. (BN).
    131. Martínez Silva, Carlos, 1847-1903., Compendio de historia antigua 2a. ed. Bogotá: Camacho Roldán & Tamayo, 1890.: viii, 424 p. Fue reseñada por Rafael María Merchán, "Historia por Martínez Silva" en la Revista literaria (Bogotá). Vol. 1, no. 5 (Sep. 1890), p. 253-265
    132. Martínez Silva, Carlos, 1847-1903. Compendio de geografía universal- 2a. ed. notablemente corregida y aumentada y puesta al corriente, por Miguel Abadía Méndez. Bogotá: Lib. Americana, 1890. 318 p.; 18 cm. Probablemente la primera edición es Compendio de geografía universal: definiciones y nociones generales. Bogotá: [s. n.], 1889. 334 p.; 16 cm.
    133. Serrano, Nepomuceno, Curso de Lectura, Bogotá, Tipografía Mercantil, 1889-1892. 2 vols. BN no en LAA.
    134.  Conto, César y Emiliano Isaza, Nuevo método para enseñar a leer. No aparecen ejemplares, pero consiguieron un derecho a editarlo en algún momento de los ochenta.
    135. Astete, Gaspar, 1537-1601. Catecismo de la doctrina cristiana Editorial: Bogotá: Editorial Santafé, [1890?]. 64 p.: retr.; 14 cm.
    136. Bernal, Rodolfo D. Libro de lecturas escogidas en prosa y verso para niños y niñas, Bogotá: Tipografía de Lleras y Compañía, 1891. 330 p.; 20 cm. 5as ed en 1905, 6ª ed. en 1910.
    137. Restrepo, Juan Pablo, Compendio de historia patria, Bogotá: Ed. de J.J. Pérez, 1891: 189 p.; 17 cm.
    138. Borda, José Joaquín, 1835-1878, Compendio de historia de Colombia. 6a. ed. revisada, Bogotá: Lib. Colombiana, 1892: 224 p.; 16 cm.
    139. [Caicedo Rojas, José] Lecciones elementales de moral para uso de las escuelas de instrucción primaria. 6a. ed. Bogotá: T. Amaya, 1892. 48 p.; 19 cm.
    140. French, Luis Felipe, Compendio de geografía especial del departamento de Santander: puesto en verso para el uso de escuelas y colegios, por Luis Felipe French, Vicerrector del Colegio Universitario del Socorro. Socorro: Imp. de Cancino Hnos., 1892. 64 p.: il.; 22 cm.
    141. Isaza, Emiliano, El libro del niño o texto de lectura para las escuelas, Hamburgo: Imp. de Pontt & Dohren, 1892, 59 p.; 17 cm BN. Hay edición de 1895.
    142. Solano Pinilla, S., Compendio de geografía para curso preparatorio, 2a. ed. Editorial:[Socorro]: Imp. de Cancino, [1982]. 64 p.; 19 cm.
    143.  Álvarez Bonilla, Enrique, 1848-1913, Compendio de historia patria: 2a. ed. Bogotá: Imp. de Vapor de Zalamea, 1893. 268 p.; 17 cm.
    144. J. M. Ch. Compendio de álgebra, Tunja, Imprenta del Departamento, 1893, ¿?
    145. Rudimentos de historia universal: arreglados por el Profesor de Historia en el Seminario Conciliar de la Diócesis de Tunja y en el Colegio de Boyacá. Tunja: Imprenta Torres, 1893. 232 p.; 15 cm.
    146. Rueda Jara,Manuel Antonio, Curso de álgebra, Bogotá, 1893 (2a.), 1919 (5a.)
    147. Carrasquilla, Juan de Dios, Lecciones de Agricultura para las escuelas de Colombia, Bogotá, Imprenta de la Luz, 1894, 158 p. 16 cms.
    148. González Lineros, N[arciso], Aritmética comercial razonada, Bogotá, 1857 (1a.), 1894.
    149. Isaza Gutiérrez, Emiliano, 1850-1930. El libro del niño ó texto de lectura para las escuelas, París: Librería de Garnier Hermanos, 1895.: vi, 174 p.: il. 17 cm.
    150. Cabrera, Aurelio Martín. Arte de pensar; ejercicios prácticos y elementales para el análisis lógico y composición / obra arreglada y puesta al alcance de los niños, por Aurelio Martín Cabrera. Bogotá: Imp. de La Luz, 1896. viii, 161 p.: il.; 17 cm.
    151. Ensayo de geografía local de la ciudad de Bogotá: dispuesto por los Hermanos de las Escuelas Cristianas para uso de sus escuelas, Bogotá: Imprenta de Vapor de Zalamea, 1896
    152. Núñez, José Abelardo, El lector americano: nuevo curso gradual de lecturas compuesto para el uso de las escuelas hispanoamericanas. Nueva York: D. Appleton, 1896. 283 p.: il.; 18 cm. El autor era chileno, pero el texto se menciona entre las lecturas usuales de los niños hacia 1900 en Pedro Rodríguez Mira, Oro y Verbena, 1946)
    153. Serrano, Nepomuceno, y Belisario Canal, Lectura elemental combinada con la escritura y el dibujo. 2a. ed: Bogotá: Imp. de M. Rivas, 1896.
    154. Historia de Colombia para uso de las escuelas primarias, extractada de varios autores / [compilación] Belisario Palacios. 5a. ed.: Bogotá: M. Rivas, 1896. 72 p.; 18 cm.
    155. Avella, M. Temístocles, 1841, Citolegia, Bogotá: Ed. Roldán y Tamayo, 1897. BN
    156. Barco, Eva, Lectura infantil para la Enseñanza Primaria, Bogotá, Imprenta de la Luz, 1897-. Ix+151 p. No en LAA
    157. Cabrera, Aurelio Martín, Cartilla de lectura y escritura combinadas: compuesta expresamente para las escuelas hispanoamericanas. Bogotá: Tip. Salesiana, 1897, xv+136 p.
    158. García Rico, Francisco. La lectura combinada con la escritura y el dibujo: texto para las escuelas primarias arreglado según los mejores métodos modernos, Bogotá: Imp. de M. Rivas, 1898. 75 p.
    159. García Rico, Francisco, 1834- Guía para la enseñanza de la lectura combinada con la escritura y el dibujo, Bogotá: M. Rivas, 1898. 31 p.; 20 cm.
    160. Cortés, Rogelio, Patria: colección de diálogos, recitaciones, comedias, etc., para las escuelas Cortés, Rogelio, Bogotá; Imp. Republicana, 1899: iv, 48 p.; 24 cm.
    161. Lleras, Lorenzo y Manuel Antonio Rueda, Citolegia científica, Imprenta Medardo Rivas, Bogotá, 1899. (En BLAA aparece atribuida a Lorenzo María Lleras, pero probablemente el autor es Lorenzo Lleras Codazzi).
    162.  Barona, Ramón. Lecciones de historia natural: arregladas para las escuelas elementales; contiene un prólogo de Domingo Irurita y una introducción de Ángel María Romero. 7a. ed. con modificaciones sustanciales.: Bogotá: Lib. Colombiana, [1900?]. xiii, 95 p.: il.; 16 cm.
    163. Martínez Silva, Carlos, Compendio de Geografía, Bogotá, s.e., 1900.
    164. Vergara y Velasco, Francisco Javier, 1860-1914, Tratado elemental de historia patria, arreglado por Francisco Javier Vergara y Velasco, Bogotá: Lib. Americana, 1905. viii, 168 p.; 19 cm.
    165.  Restrepo Euse, Álvaro, 1844-1910, Compendio de geografía de Colombia preparado para las escuelas, por A. R. E. Medellín: Tipografía Central, 1905. 56 p.; 16 cm.
    166.  Rueda Jara, Manuel Antonio, 1858-1907, Curso de geografía universal, por Manuel Antonio Rueda J. y Francisco Montoya M., 3a. ed. Bogotá: Librería Colombiana, 1905. 197 p.: il.; 20 cm.
    167.  Cucalón, Inocencio, 1848- Aritmética elemental que explica las cuatro operaciones principales con los números enteros, quebrados, decimales y denominados, y enseña a aplicar dichas operaciones, con absoluta exactitud, a cualquier problema dado /por el general Inocencio Cucalón. Bogotá: Imp. Eléctrica, 1906. 75 p.: il.; 16 cm.
    168. Cucalón, Inocencio, 1848- Aritmética elemental Bogotá: Imprenta Eléctrica, 1906. 75 p.; 16 cm.
    169. Cubides, J. Gabriel, 1862-, Estudio elemental de historia patria, Bogotá: Imprenta de La Luz, 1906. 35 p.; 16 cm. Iba en la cuarta edición en 1910.
    170.  Ortiz, José Joaquín, 1814-1892. Lecturas selectas en prosa y verso para los alumnos de las escuelas de Colombia. 5a. ed. Bogotá: Librería Colombiana, 1906. 402 p.; 17 cm.
    171. Vergara y Velasco, Francisco Javier, 1860-1914, Tratado de metodología y crítica histórica y elementos de cronología colombiana, prólogo de Luis Trigueros, Bogotá: Imp. Eléctrica, 1907. vii, 182 p.; 24 cm.
    172.  Astete, Gaspar, 1537-1601. Catecismo de la doctrina cristiana por Gaspar Astete; corregido y aumentado por el ilustrísimo señor arzobispo Manuel José Mosquera; nuevamente revisado y aprobado por los ilustrísimos señores Doctor Bernardo Herrera, Doctor J. Pardo Vergara, Editorial: París: A. & R. Roger & F. Chernoviz, 1907.: 69 p.: il., 14 cm
    173. Restrepo Mejía, Martín, 1861-1940, Compendio de historia universal, en que prevalecen la sagrada, la eclesiástica y la de Colombia: 2a. ed. Bogotá: Imp. de La Luz, 1907.
    174. Camacho R., José M. Libro de lectura para las escuelas y colegios, Bogotá: Imp. Moderna, 1908. 416 p.: il.; 16 cm.
    175. Restrepo Mejía, Martín, 1861-1940, Geografía de las escuelas: primer círculo de la geografía universal, seguido de la geografía especial de Colombia, 2a. edición. Bogotá: Imprenta Moderna, 1908, 1909. 88 p.; 17 cm.
    176. Restrepo Mejía, Martín, 1861-1940. Geografía universal según el procedimiento cíclico, Bogotá: Imp. Moderna, [1908].xv, 312 p. : il. ; 17 cm.
    177. Restrepo Mejía, Martín, 1861-1940, Aritmética de las escuelas, Martín Restrepo Mejía. 3a. ed. Bogotá: Imprenta Moderna, 1909. 2 v.: il.; 16 cm. 1. Numeración y números enteros. -- v. 2 Números complexos.
    178. Vergara y Velasco, Francisco Javier, 1860-1914, Texto de geografía general de Colombia: método cíclico, progresivo y concéntrico, [Bogotá]: Lib. Colombiana, 1909. 300 p.: il., mapas, plano; 17 cm.
    179. Isaza Gutiérrez, Emiliano, Compendio de la gramática práctica de lengua castellana. Bogotá, Imprenta de “La Luz”, 1910,. 49 p. BN
    180. Restrepo Mejía, Martín, 1861-1940. Gramática de la lengua castellana, texto adoptado por el Ministerio de Instrucción pública de Colombia. 4a. ed. Bogotá: Imp. Moderna, 1910. xii, 290 p.; 16 cm. R ed. muy reformada, Bogotá, 1913, 276 p.
    181.  Vergara y Velasco, Francisco Javier, 1860-1914, Novísimo texto de historia de Colombia [historia patria], [Bogotá: Imp. Eléctrica], 1910. viii, 302 p.; 17 cm.
    182. Fuente, Armando de la, El lector infantil Numero 1. Objetiva y lecturas elementales. Lecciones arregladas según los principios pedagógicos. Bogotá. Imprenta de san Bernardo,. 1912. En BN, no en LAA.
    183. Restrepo Mejía, Martín, La niñez colombiana: libro preparatorio para leer. El 3° adoptado por el gobierno de Colombia para todas las escuelas. Libro de Lectura 2. Bogotá, Imprenta Eléctrica, 160 p. No LAA, en BN
    184. Restrepo Mejía, Martín, Citolegia citográfica. Por la cual se enseña a a leer y a escribir, Libro de Lectura 1. Bogotá, Tipografía de Castellanos y Ruiz, 1917. 64 p,. En BN, no en LAA.
    185. Restrepo Mejía, Martín, Libro de Lectura 4. No he localizado ningún ejemplar.
    186. Restrepo Mejía, Martín, La escuela colombiana. Libros de Lectura: Libro 3. Bogotá, Arboleda y Valencia, 1912 400 p. No en LAA, en BN
    187. Restrepo Mejía, Martín, 1861-1940. Cartilla antialcohólica / Martín Restrepo Mejía; ilustraciones Leudo Díaz y González; fotograbados por Cortés. Bogotá: Imprenta Nacional, 1913. 112 p.: il.; 23 cm.
    188. Sanín de Díaz, Constanza. El lector colombiano: libro de lectura ideológica para el uso de las escuelas de la República / por Constanza Sanín de Díaz y Carmen Sanín Herrán. Bogotá: Tipografía Mercantil, 1913. xv, 367 p.: il.; 19 cm. Premiada por el Consejo Universitario en el concurso abierto por el gobierno y adoptada como texto oficial. Contenido: De la lectura, conócete a ti mismo, seres irracionales, lecturas varias, historia, poesías.
    189. Araujo, Simón, 1857-1930. Tratado de aritmética práctica, Bogotá : J. Roa, [s. f.]: 2 v. : il.; 16 cm. v. 1 Primer curso. -- v. 2 Segundo curso.
    190. La niñez, semanario ilustrado para niños. 1914-1917. Bogotá, Casa Editorial de Arboleda y Valencia, Director: Martín Restrepo Mejía. En BN, 105 números. LAA tiene solo nos. 67-68 de 1915 y 76 de 1917.
    191. Baquero Nieto, Rafael, Lectura mecánica. Método objetivo. Bogotá, Imprenta de San Bernardo, 1918. En BN, no en LAA.
    192. Rueda Jara, Manuel Antonio, Las cuatro operaciones de la aritmética, Bogotá, 1925 (9a.).  
    193.  Charry, Justo V., Enseñanza simultánea: libro 1o. de lectura y escritura, Bogotá,  E. Vidal Editor, 1917. 90 p.: il.; 16 cm. En LAA
    194.  Charry, Justo V., Enseñanza simultánea: de lectura y escritura. libro 2 Charry, Justo V. Bogotá, E. Vidal Editor, 1917, En BN, no en LAA. 80 p.

 

Tres artículos del siglo XIX sobre enseñanza y uso de textos.

Guarín, Romualdo B. Modo de enseñar la jeografía y la historia, en La Escuela Normal: Periódico oficial de Instrucción pública (Bogotá) -- Tomo. 6 No. 226 (Mayo 1, 1875), p. 139-140.

Lleras, Martín: “De la historia y la cronología”, en La Escuela Normal: Periódico oficial de Instrucción pública (Bogotá) . -- Tomo. 4 No. 124 (Mayo 17, 1873), p. 159-160.

“Curso de historia universal: arreglado para las escuelas de Cundinamarca”. El Maestro de Escuela: Revista Escolar Bisemanal (Bogotá) . -- V. 1 No. 1 y 2 (Ene. 20, 1899), p. 60-62.

 


[1] El primer texto conocido de lectura, por lo que se sabe, es de 1839. De esos años es también la Citolegia, de José Rafael Mosquera, de la que no parecen haber quedado ejemplares. El texto más antiguo conservado parece ser el de Pedro Acevedo Tejada, de 1825. De los años setenta se ha conservado la de Ramón Mercado Método típico de enseñanza primaria, Imprenta de C. Schünemann, Brema, 1873. La Biblioteca Nacional tiene un ejemplar del Primer libro de lectura arreglado, por E. Hotschick y Martín Lleras, pero solo en su tercera edición, revisada, de 1890. No parece existir copia de la primera edición de la cartilla de Cesar Baquero de 1884: la Biblioteca Nacional tiene copia del segundo curso y solo en la edición de 1887.

[2] Dos ejemplos tempranos son los de José Benito Gaitán, El institutor; colección de textos escojidos para la enseñanza en los colejios i en las escuelas de los Estados Unidos de Colombia, Bogotá: Imprenta de Gaitán, 1870 y de José Joaquín Ortiz, Lecturas selectas en prosa y verso para los alumnos de las escuelas de Colombia, Bogotá, 1880

[3] El diario manuscrito de Tomás Cuenca, que se encuentra en la Biblioteca Luis Ángel Arango, describe una escuela hacia 1840. Medardo Rivas narra en La escuela ayer suvisita a una escuela pública de Bogotá en 1869: se queja de que no haya pizarras pero ni siquiera se pregunta si hay textos. En Dimitas Arias, de Tomas Carrasquilla, el Tullido enseña a leer en el "Catón "y en el "libro de San Casiano", y a escribir en cajitas de arena que borra periódicamente el alumno preferido del maestro: “el monitor de la arena”. De allí se avanza a la pizarra y de ésta a la pluma”. El Catón podría ser el de Rafael Monroy, El nuevo catón: Ejercicios de lectura para después de la cartilla. Madrid: Francisco Góngora, 1876. o el de Pedro Alonso Rodríguez, Catón español político cristiano : obra original para la enseñanza y buena educación de los niños, niñas y jóvenes, acomodada al carácter, costumbres, leyes y religión de la nación española, con las advertencias político-morales á los padres y maestros Madrid, 1804. No he encontrado ediciones originales de estos en Colombia. La LAA tiene facsímiles recientes de ambos.

 

 

 

 
 

 

 

Derechos Reservados de Autor. Jorge Orlando Melo. Bogotá, Colombia.
Ultima actualización Febrero de 2014
Diseño, concepción y gestión de contenido: Katherine Ríos